Descripción de editorial

Lo que proponemos consiste en mantener el actual nivel del Caspio, no mediante las aguas del Volga, sino con las del mar. Para ello, hay que poner en comunicación El Negro y el Caspio, abriendo un canal por el istmo de Manich, de 700 km.
Entonces las aguas del Volga, en lugar de utilizarse para crear el Caspio, se podrían emplear para el riego de las grandes regiones aluviales, bajo el nivel de los mares, pero encima de las costas del Caspio. Las aguas del gran río podrían ser distribuidas a derecha e izquierda, dando un riego a una región de 20 millones de hectáreas, 200.000 km2.
Al mismo tiempo, el canal que uniría ambos mares no sólo serviría para substituir al Volga en su misión de mantener el Caspio, sino que haría el papel de canal de navegación, ya que el desnivel entre el Negro y el Caspio es de 30 metros, que en 700 km tienen una bajada media de 0,042 metros/km, es decir, 0,42 metros cada 10 kilómetros. Aproximadamente, un metro cada 23 km. El desnivel permite perfectamente la existencia de un canal de navegación sin exclusas de ninguna clase.

GÉNERO
Política y actualidad
PUBLICADO
2019
4 de septiembre
IDIOMA
ES
Español
EXTENSIÓN
8
Páginas
EDITORIAL
Juan Sanz Sanz
VENTAS
Smashwords, Inc.
TAMAÑO
146.1
KB

Más libros de Juan Sanz Sanz