• 2,99 €

Beschreibung des Verlags

En este volumen:


1000 Chistes para partirse

Berto Pedrosa

Incluye los siguientes volúmenes: 

- 500 Chistes para partirse la caja 

- 500 Chistes para partirse el ajete 


—Mi vida, ¿este vestido me hace gorda? 

—¡Hijo, rápido, trae la cámara! ¡Este elefante me está hablando! 


—Estoy fatal de la garganta, estoy que no puedo ni hablar. 

—¿Ronco? 

—Como una cerda asmática, Lola, pero qué tendrá que ver. 


—Mamá, mamá... ¿qué es un travesti? 

—Hijo, mamá está en su cuarto. 


—Hola, ¿tiene usted una película que se llama "Tu culo está estacionado”? 

—¿Sabe el título en inglés? 

—Sí. Your ass is park. 


¿Cómo maldice un pollito a otro? 

Caldito seas. ¡Caldito seas! 


—Dígame cuatro palabras en inglés. 

—Metro, Goldwyn, Mayer. 

—¿Y la cuarta? 

—¡Grrrrrrr! 


—¡Hola! ¿Sabes que he abierto una joyería? 

—Pero si no tenías ni un duro… 

—¡No, hombre! Con un destornillador. 


¿Cómo se congela a un cerdo? Quitándole el edredón. 


Odio ser bipolar... 

¡Me encanta! 


¡He cazado una mofeta! ¡Me la voy a meter en las bragas! 

¡¿Pero qué dices?! ¡Que eso huele fatal! 

¡Que se fastidie! 


—Tus padres han muerto... 

—¿Y ahora quién cuida de mí? 

—Garnier. Garnier cuida de ti. 


—¿Cómo te llamas? 

—Jara. 

—¡Qué nombre más bonito! 

—¿A que ji? 


Y así hasta 1.000 :) 

Cómpralo, no te arrepentirás.

+

Metavida 

J. K. Vélez 


Novela de ciencia ficción con un 0,001% de ciencia y el resto de ficción. Toques de drama y mucho humor. Fragmentos: 


En una celda fría y húmeda, Sonia había empezado a recobrar la consciencia. Los ojos le dolían una barbaridad. Eso fue lo primero que sintió, sus ojos. Aunque aún no podía abrirlos. 

Alguien cuidaba de ella. Alguien le estaba poniendo una almohada bajo la cabeza. Ahora le daba agua. Le parecía escuchar una voz amable, aunque no sonaba muy humana. Debía estar drogada. 

Allí olía mal. Olía a moho. Y a hospital. Olía a excrementos, también. Todo junto. 

Ahora empezaba a sentir más cosas. Sentía dolor. Y sentía algo extraño. En su cuerpo. Algo que no sólo eran drogas. Algo que luchaba por hacerse con el control, dentro de sus venas. 

Recordaba un pinchazo, pero no aquél que tan amablemente le habían obsequiado los hombres de negro, sino uno posterior. Quizá lo había soñado, no podía estar segura. 

No. Todo lo contrario. Claro que estaba segura. Era real. Dolía. Y algo intentaba adueñarse de su vida. 

Alguien le arañó la cara y le pidió perdón. 

Luego, alguien le hizo un corte en la mejilla y volvió a disculparse. 

A lo mejor, si ahora le sacaba un ojo, le compraría un chalet en Guadalix de la Sierra. 

Sentía la sangre manar de la herida, bajar rodando hasta su cuello. 

Le hicieron otro corte, y luego oyó una maldición. Luego, más disculpas. 


- Sólo intento que estés más cómoda, pero te voy a acabar matando. Mierda. 


... 


La extraña no sentía dolor, lo cual era más terrible todavía porque podía ser testigo de su propia muerte con todos los sentidos. 

Permaneció en el suelo, sollozando, casi diez minutos. 

No sabía si era una bendición o un castigo para ellos no sentir dolor. Estaba claro que el dolor físico había sido descartado de sus vidas por la mano del creador. Que sus cuerpos no podrían soportar los cambios a que eran sometidos, el crecimiento acelerado...

GENRE
Humor
ERSCHIENEN
2015
30. April
SPRACHE
ES
Spanisch
UMFANG
780
Seiten
VERLAG
Nuevos Autores
GRÖSSE
3.1
 MB

Mehr Bücher von Berto Pedrosa & J. K. Vélez