• USD 18.99

Descripción de editorial

En la sociedad actual, el arte de buen lenguaje, de la correcta expresión ha quedado reducido a exiguos cursos para ejecutivos de alta cualificación, en los que, bajo sugerentes títulos, no se pretende enseñar la riqueza que conlleva el uso y el conocimiento de la palabra, de sus giros, de sus múltiples variantes o expresiones; lo que se busca es una mera orientación mercantilista: que el usuario pueda alcanzar la suficiente confianza en sí mismo, como para expresar sus ideas con tal contundencia, que logre convencer o persuadir a un futuro cliente. El lenguaje al servicio del mercado, no del individuo.


En este sentido, se señala que nuestra obligación como docentes es la de plantear una apuesta por la dificultad: la de sacar al alumno de su mundo tecnológico y conducirle por la aventura del diálogo profundo y sereno, que no es otro que el de la palabra, la que les puede llevar por los caminos de la excelencia, y al que no es posible acceder sino es a través del esfuerzo y de la entrega personal…


El arte de hablar bien en público ha tenido siempre gran importancia para el hombre. El arte de entusiasmar y convencer a los demás utilizando las palabras adecuadas puede resultar una herramienta de gran valor. Aunque nos encontramos en la era de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, donde las imágenes cobran una gran importancia, no conviene desdeñar el poder de la oratoria.


Superar el miedo a hablar en público no sólo permite expresarse con libertad, pudiendo así uno mostrarse cómo es, cómo se siente y qué se piensa, sino que también facilita afrontar con ventajas todo complejo proceso de aprendizaje que, basado en una metodología interactiva, exige una asidua práctica de la expresión oral en el aula…


Aceptarse y pensar por uno mismo son, sin duda, las principales claves para superar esos temores o miedos que nos atenazan cuando tenemos que hablar en público. Si, además, uno está convencido de lo que piensa y es capaz de expresarlo con pasión, sin faltar jamás al respeto que los demás se merecen y dispuesto a admitir otro parecer mejor fundado, estaremos ante un orador que muchas veces podrá ser brillante; y cuando no lo sea, al autor no le cabe la menor duda de que, por lo menos, jamás dejará de expresarse por falsos temores, su discurso será instructivo e interesante, y difícilmente aburrirá a su auditorio…

GÉNERO
No ficción
PUBLICADO
2014
mayo 31
IDIOMA
ES
Español
EXTENSIÓN
214
Páginas
EDITORIAL
Editorial Dykinson, S.L.
VENDEDOR
Lantia LLC
TAMAÑO
959.3
KB