• USD 9.99

Descripción de editorial

Vivimos tiempos de intensa luz donde, guiados por el Espíritu Santo, estamos siendo introducidos a un mayor entendimiento, entre otras cosas, del diseño de Dios para su Iglesia. Es en esta luz que podemos tomar conciencia de que Dios nos ha hecho sus administradores. Si entendemos la magnitud de nuestra asignación, nuestro pensamiento cambiará y desecharemos toda negligencia, displicencia e improvisación en el desarrollo de nuestra administración y las múltiples funciones que abarca. 


Conceptos como “gloria” “gracia” “verdad” “propósito eterno” “nuevo pacto” “evangelio eterno” “verdad presente” y tantos otros, no se pueden ministrar desde el descuido, la improvisación, la ignorancia, la mediocridad o la negligencia. Son demasiado profundos, valiosos y trascendentes para ello. Todo esto requiere esfuerzo, dedicación, tiempo, comunión, estar conectados permanentemente a la Fuente, requiere preparación, capacitación, especialización.


Muchas veces en el uso diario de nuestro vocabulario utilizamos palabras cuyo significado no es correcto, pero como estamos acostumbrados a usarlas y todo el mundo las usa, lo seguimos haciendo. El asunto es si realmente sabemos, si realmente entendemos, o si el mal uso de algunas expresiones está deformando una verdad o un concepto de la Palabra de Dios que es altamente relevante para nuestra comprensión del evangelio.


¿Por qué es importante lo que hablamos? Porque aquellos que anunciamos el evangelio de Cristo, no estamos filosofando, no estamos tirando ideas para ver quién es más inteligente o quién sabe más, no reunimos a la gente para entretenerla, despertar aplausos o pasar un lindo momento. Lo que hacemos es ni más ni menos que edificar la Iglesia de Cristo y traer al Cuerpo una reforma profunda, urgente y necesaria.


Por favor no minimicemos el poder y el valor de las palabras que salen de nuestra boca. Procuremos ser hallados FIELES, EXACTOS Y CERTEROS.

GÉNERO
Religión y espiritualidad
PUBLICADO
2020
abril 12
LENGUAJE
ES
Español
EXTENSIÓN
184
Páginas
EDITORIAL
ALJABA
VENDEDOR
Alberto Calvino
TAMAÑO
1.2
MB

Más libros de Alberto S. Calviño