• 2,99 €

Descripción de la editorial

El miedo está ambientado en algún lugar indeterminado del frente alpino, el escenario donde se desarrolló la llamada «guerra blanca», la guerra a más de tres mil metros de altura. Un grupo de soldados italianos encargado de un puesto de vigía que domina un desfiladero de gran importancia estratégica es objeto del ataque repentino de un francotirador del ejército austrohúngaro. Los esfuerzos por localizarlo se revelan inútiles, y el tirador permanece invisible. Los personajes del relato aparecen y desaparecen, retratados magistralmente con unas pocas pinceladas que los caracterizan en términos físicos, pero también sociales y culturales por medio del uso de los diferentes dialectos del italiano.

Una Italia que no llevaba medio siglo unificada (la culminación del Risorgimento había tenido lugar en 1870, con la conquista de Roma y el confinamiento del papa al Vaticano) desfila así ante los ojos del lector, en una especie de panorámica que muestra la pobreza de los soldados y el horror de la guerra. La utilización de diferentes rasgos lingüísticos plasma en el relato las diferencias sociales y señala con claridad quiénes dan las órdenes y quiénes deben obedecerlas sin atisbo alguno de vacilación.

A pesar de la escasa tradición existente en castellano a la hora de verter rasgos dialectales (en especial, en obras procedentes del italiano), la traducción de David Paradela López ha intentado respetar este elemento formal, crucial en la medida en que refleja un aspecto que corre el riesgo de pasar inadvertido al lector en versión traducida, que la guerra es más cruel con los pobres que hablan en «dialecto».

Federico De Roberto (Nápoles, 1861–Catania, 1927) ha pasado a la historia de la literatura como uno de los grandes nombres del verismo italiano, gracias principalmente a su torrencial obra Los virreyes, que junto con L’Illusione y L’imperio forma el ciclo de novelas sobre la familia Uzeda. Hijo de un oficial de estado mayor del Reino de las Dos Sicilias y de una noble siciliana, estudió ciencias en la Universidad de Catania sin llegar nunca a licenciarse. Huérfano de padre a los nueve años, y dominado durante el resto de su vida por la tiránica figura de la madre (origen sin duda de sus frecuentes afecciones nerviosas), llevó una existencia solitaria marcada por el aislamiento de la vida de provincias, con estancias intermitentes en Milán y Roma. Con apenas veinte años, empezó a colaborar en revistas y periódicos, y pronto se convirtió en un autor prolífico. Cultivó todos los géneros a lo largo de distintas etapas: la poesía en la juventud, el teatro en la madurez, y la novela, el relato breve, la crítica literaria, el ensayo y el periodismo a lo largo de toda su carrera. Ignorado en vida por la crítica, su figura y su obra empezaron a ser revalorizadas a partir de la mitad del siglo XX.


Diseño de cubierta: Marc Valls, a partir de  la imagen de unos tiradores austríacos apostados en una peña sobre el río Isonzo.

GÉNERO
Ficción y literatura
PUBLICADO
2014
5 junio
IDIOMA
ES
Español
EXTENSIÓN
39
Páginas
EDITORIAL
¡Hjckrrh!
TAMAÑO
567.8
Kb

Más libros de Federico De Roberto & David Paradela López