• 5,99 €

Descripción editorial

La obra maestra del Premio Nobel de Literatura William Faulkner relata la degeneración progresiva de la familia Compson, sus secretos y las relaciones de amor y odio que la sostienen y la destruyen.

«La vida no es más que una sombra... Una historia narrada por un necio, llena de ruido y furia, que nada significa.»
Macbeth, William Shakespeare

Por primera vez, William Faulkner introduce el monólogo interior y revela los diferentes puntos de vista de sus personajes: Benjy, deficiente mental, castrado por sus propios parientes; Quentin, poseído por un amor incestuoso e incapaz de controlar los celos, y Jason, monstruo de maldad y sadismo.

El libro se cierra con un apéndice que descubrirá al lector los entresijos de esta saga familiar de Jefferson, Mississippi, conectándola con otros personajes de Yoknapatawpha, territorio creado por Faulkner como marco de muchas de sus novelas.

Otros autores han dicho...
«Cuando leí a William Faulkner, de repente me di cuenta de que la prosa podía tener la libertad y la posible indisciplina de la poesía.»
Michael Ondaatje

«Cuando un novelista consigue que su novela transmita al lector esa sensación perentoria, inapelable, de que aquello que cuenta sólo podría ocurrir así -ser contado así-, ha triunfado en toda línea.»
Mario Vargas Llosa

«Faulkner indagó en las sombras con emoción y talento difícilmente comparables [...]. Cualquiera que tenga curiosidad por la noveladel siglo XX en cualquier idioma tiene la obligación de leer a William Faulkner.»
Javier Marías

«Faulkner gusta de exponer la novela a través de los personajes. El método no es absolutamente original, pero Faulkner le infunde una intensidad que es casi intolerable.»
Jorge Luis Borges

«Faulkner es un dios.»
Jean-Paul Sartre

«El más radical innovador de los anales de la ficción norteamericana, un escritor a cuyas clases deberían acudir la vanguardia europea e hispanoamericana.»
J. M. Coetzee

«El vínculo entre Cervantes y Faulkner se encuentra en que los dos añaden algo al mundo, ilustran nuestro espíritu, al convertir los mundos ocultos en mundos liberados: Faulkner mediante la conciencia trágica del dolor y Cervantes mediante la comedia y la idea de que el hombre prevalecerá.»
Carlos Fuentes

«Al leer y releer a Faulkner es forzoso sospechar que su mirada era distinta a la nuestra, a la del común de los hombres, a la del común de los escritores. Detenida sobre paisajes, personas, circunstancias, veía algo más que lo percibido por nosotros [...]. Es, literariamente, uno de los más grandes artistas del siglo.»
Juan Carlos Onetti

GÉNERO
Ficción y literatura
PUBLICADO
2012
13 de junio
IDIOMA
ES
Español
EXTENSIÓN
407
Páginas
EDITORIAL
Penguin Random House Grupo Editorial España
TAMAÑO
1,1
MB

Reseñas de clientes

Jaispor ,

El ruido y la furia. William Faulkner.

Lo empiezo el 7/2/2021 a las 18;02 tras Kafka, cirujano mayor de las anomalías de ser y estar, del vivir total; en los miles de loquerías de los miles de regiones de este mundo que tiene la manía de curar no solo a los que están convencido de ser Napoleón, incluso a los que en las ramas de los árboles simulan ser aves de cualquier paraíso, como el ido Felliniano de Amarcord. Los locos empiezan no teniendo de qué comer y terminan convirtiéndose es desmesuradas
cucarachas.
¿Donde están hoy esa troupe? Vayamos con los americanos, a la patria de los que ganan guerras desgarrando estados, niños, mujeres y ancianos. Pero dejemos asentado que todo lo hacen por la democracia.......?..

Siete de abril de 1928.p3. Voy por la página 40 y todo es una inmensa farándula de estulticia literaria ni se entiende ni menos aún se comprende. Lo primero en un autor debería ser dejar muy marcado el territorio, después narrar la vida entre animales, tierra y niños...aquí todo es esquizofrenia desmesurada, no entiendo un carajo; dese luego la belleza, sea lo que sea, está ausente. Voy a ver un rato la tele este premio Nobel, o algo, es infumable.
Por ser infumable la dejo; estoy hasta arriba de autores que ven hasta donde no hay luz y lo explican como si la hubiera; no hay protagonismos, prescinde de caracteres, abandona la profunda sociología que nos conduce hasta los caminos que solo el autor intuye. ¿Qué ofrece a cambio? Unos diálogos incomprensibles entre niños más desequilibrados aún, otros mayores que actúan y frasean como recién nacidos. Me recuerda a aquellas películas del naturalismo italiano donde el movimiento casual de una cortina significaba, ni más ni menos que el triunfo de las clases populares, la criada, frente al tirano burgués que la explotaba, la señora. Bueno pues Faulkner, este de aquí, es menos diáfano, más sorprendente; claro que, siguiendo a sus exégetas, habrá que esperar al paso de los años, las décadas, para que todo se explique por sí solo. No espero, me voy. Si lo próximo de Faulkner es similar, miraré si los manicomios están saturados. Aquello de: “cuando desperté el dinosaurio estaba allí” que hacía abrir la boca con rotundidad ante el asombro estético de frases y libros similares es de otro tiempo.
He leído casi todo lo de Roth, de Bellow...me encantan, incluso las aficiones pajilleras del autor de la conjura contra America, son limpias, claras, diáfanas, te permiten comprender, gustar....adiós Faulkner majo. P48

Ivanyez ,

Aunque el estilo es muy duro al principio, tiene una prosa que te absorbe sin piedad 9/10

Aunque el estilo es muy duro al principio, tiene una prosa que te absorbe sin piedad 9/10

Más libros de William Faulkner