• 2,99 €

Description de l’éditeur

En este volumen:


1000 Chistes para partirse

Berto Pedrosa

Incluye los siguientes volúmenes: 

- 500 Chistes para partirse la caja 

- 500 Chistes para partirse el ajete 


—Mi vida, ¿este vestido me hace gorda? 

—¡Hijo, rápido, trae la cámara! ¡Este elefante me está hablando! 


—Estoy fatal de la garganta, estoy que no puedo ni hablar. 

—¿Ronco? 

—Como una cerda asmática, Lola, pero qué tendrá que ver. 


—Mamá, mamá... ¿qué es un travesti? 

—Hijo, mamá está en su cuarto. 


—Hola, ¿tiene usted una película que se llama "Tu culo está estacionado”? 

—¿Sabe el título en inglés? 

—Sí. Your ass is park. 


¿Cómo maldice un pollito a otro? 

Caldito seas. ¡Caldito seas! 


—Dígame cuatro palabras en inglés. 

—Metro, Goldwyn, Mayer. 

—¿Y la cuarta? 

—¡Grrrrrrr! 


Un tío entra a un bar: 

—Me pones 3 cafés. Uno pa mí, otro pa ti, y otro pa tu madre. 

El camarero salta la barra, le mete 4 hostias y lo echa. 

Al día siguiente se vuelve a presentar… 

—Hola otra vez. Otros 3 cafés cuando puedas, por favor. Uno pa mí, otro pa ti, y otro pa tu madre. 

El camarero vuelve a saltar la barra y lo cose a golpes. Al otro día… 

—¡Hola! Hoy ponme sólo 2 cafés. Uno pa mí y otro pa tu madre, que a ti el café te pone muy nervioso. 


El profesor a un alumno. 

—Estás expulsado del equipo de paracaidismo. 

—¿Por qué? 

—Porque no me caes bien. 


Odio ser bipolar... 

¡Me encanta! 


¡He cazado una mofeta! ¡Me la voy a meter en las bragas! 

¡¿Pero qué dices?! ¡Que eso huele fatal! 

¡Que se fastidie! 


—Tus padres han muerto... 

—¿Y ahora quién cuida de mí? 

—Garnier. Garnier cuida de ti. 


—¿Cómo te llamas? 

—Jara. 

—¡Qué nombre más bonito! 

—¿A que ji? 


Y así hasta 1.000 :) 

Cómpralo, no te arrepentirás.

+

Las reglas del juego: Una aventura de aceitunas asesinas 

Myconos Kitomher 


Susan, una mujer atrapada en un juego macabro con su grupo de nuevas amigas, se verá obligada a enfrentarse a ellas para salvar la vida de su marido y de sus dos hijos. 


Fragmento: 

—No sé lo que es, pero Isobel tiene uno. Se lo vi el pasado viernes, durante la partida. Le caminaba por debajo de la piel, le bajaba por el cuello. 

—¿Y no dijiste nada? 

—Me pareció divertido. Supongo que no estaba en mis cabales. 

—¿Y ahora lo estás? 

—¡Ahora lo tengo dentro! ¡No es lo mismo, joder! 

—A ver, no te muevas. Déjame que lo mire otra vez. Quizá hayan sido imaginaciones mías. 

Susan volvió a apartarle el pelo, pero esta vez le metió el cañón de la pistola en el costado. 

—No te muevas si quieres conservar las tripas dentro. 

—Qué agradable te has vuelto. 

—Culpa vuestra. 

El bulto había desaparecido. Susan estaba por creer que se lo había imaginado cuando volvió a localizarlo, en medio del cuello. Muy despacio, sin creer que aquello pudiera estar sucediendo realmente, pero consciente de que no soñaba, acercó un dedo al extraño bulto. Era más bien alargado, más o menos del tamaño de una canica, pero con la forma de un melón. Cuando Susan lo palpó con el dedo índice, la cosa echó a correr cuello abajo, abultando la piel a su paso. 

—Dios Santo... 

—¿Qué pasa? 

—Madre mía... 

—¡Susan! 

—¿No lo sientes? Te… te está bajando. 

—¡No siento nada de nada! ¡Déjame parar, no puedo conducir así! 

 Compra cualquiera de los packs y ahorra dinero. Los mejores ebooks al mejor precio.

GENRE
Humour
SORTIE
2015
1 mai
LANGUE
ES
Espagnol
LONGUEUR
658
Pages
ÉDITEUR
Nuevos Autores
TAILLE
2.7
Mo

Plus de livres par Berto Pedrosa & Myconos Kitomher