• USD 4.99

Descripción editorial

Porque ha inclinado a mí su oído; por tanto, le invocará en todos mis días. —Salmo 116:2
¿Cómo sabes que Dios te oye cuando clamas a Él? Me refiero a oírte de verdad.
Puedo contar con los dedos de una sola mano las veces en las que a lo largo de mi vida, Dios reveló de manera específica y personal que, sin duda, escucha mi clamor.
En cada momento, percibí cómo Dios se acercaba a asegurarme que, por cierto, Él oye. Y no sólo oye, sino que también responde.
A pesar de estos recuerdos que apuntalan la fe, en gran parte de mi vida cotidiana, todavía me siento desoída, mientras me quejo y lucho y hasta a veces lloriqueo. Cuando el silencio de Dios desciende, voy más allá de mi propia historia para ver cómo Él ha escuchado a su pueblo a través de las generaciones.
Grabados a lo largo de los milenios, encontramos miles de instancias del oído de Dios inclinado a escuchar.
Hoy el Espíritu de Dios escucha los gemidos de toda su creación, mientras aguardamos nuestra unión final con Él (Romanos 8:26-27).
Dios oye.
En 1 Juan 5:14, leemos: "si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye". La palabra griega traducida "oye", akoúo, significa prestar atención y responder a lo que se escuchó. Más que sugerir una "fórmula" que garantice que Dios concederá todas nuestras peticiones, Juan nos insta a orar con confianza, porque el corazón de Dios está inclinado hacia nosotras. Dios oye de una manera orientada a la acción, y desea responder en amor. Akoúo. Dios oye.
El título y el primer artículo de este libro celebran la realidad de que Dios oye a la mujer. Una y otra vez en la Biblia, Dios oye las necesidades de las mujeres —tanto a las que se llama por nombre como a las que aparecen anónimas— y responde para suplirlas. Jesús interactúa con mujer tras mujer, ofreciéndole agua a una ultrajada mujer junto a un pozo, devolviéndole un hijo que estaba poseído por demonios a su madre angustiada, recibiendo la ofrenda derramada de María de Betania, consolando en el primer encuentro luego de la resurrección el corazón roto de María Magdalena.
Que a medida que leas las palabras de cada devocional en este libro, escrito por mujeres como tú para mujeres como tú, puedas percibir cómo Dios inclina su oído a tu corazón. Dios oye. Dios oye a la mujer. Y como Dios oye y oye a la mujer, puedes estar segura de que Dios te oye a ti. Esto sí que es algo bien personal.
Elisa Morgan

GÉNERO
Religión y espiritualidad
PUBLICADO
2019
25 de junio
IDIOMA
ES
Español
EXTENSIÓN
404
Páginas
EDITORIAL
Publicações Pão Diário
VENTAS
Bookwire Brazil Distribuicao de Livros Digitais LTDA.
TAMAÑO
4.3
MB

Más libros de Alyson Kieda, Amy Boucher Pye, Anne Cetas, Cindy Hess Kasper, Elisa Morgan, Jeniifer Benson Schuldt, Julie Ackerman Link, Karen Wolfe, Keila Ochoa, Marion Stroud, Marlena Graves, Monica Brands, Poh Fang Chia, Regina Franklin, Remi Oyedeke, Roxanne Robbins, Ruth O'Reilly-Smith & Xochitl Dixon