• USD 11.99

Descripción de editorial

"
Además de ser Rápida infernal, ésta es una novela tristemente inacabada, como inacabada quedó la obra global de su autora, Jennifer Quiles, a la que un cáncer infernal nos arrebató rápida y cruelmente en marzo de 2005.

Jennifer, que gustaba definirse como «periodista, escritora y activista gay», había librado batallas informativas y reivindicativas para decidir que sus libros serían sus mejores armas, cargadas —como las del poeta— de futuro.

Y en este empeño andaba cuando se embarcó en un reto... de armas tomar: un western lésbico, manera de trasladar la lucha a un escenario en el que, como en tantos otros, los hombres dictan la ley y hacen la trampa.

Osada como pocas, Quiles, a la que para la ocasión podríamos rebautizar como Calamity Jenni, crea a una rubia angelical, que no podía llamarse sino Annabel Sweetheart; a dos que donde ponen el ojo ponen la bala y responde a los inequívocos nombres de Lena Darkness y Lucy Fer; a una india inopinadamente blonda y adecuadamente conocida como Cabellera de Trigo; y a una émula de Antonio Banderas que (pacatos abstenerse) se autodenomina La Zorra. Eso, por citar sólo a algunas de estas hembras, escoltadas todas por una miríada de personajes cuyas actitudes, tan de sesión de tarde sabatina, nos permiten sentirnos a gusto, como en casa, a pesar de la extrañeza total que nos sigue produciendo, incluso después de ver Brokeback Mountain, de Ang Lee, el Oeste lejano convertido más que en Far Gay, en Lesbian Territory.

La lectura avanza entre tiroteos y secuestros, crímenes y arrepentimientos, escenas subidas de tono y bajadas de pantalones, dosis abundantes de testosterona y cantidades ingentes de buen humor. Historias sobreentendidas y guiños al lector, e incluso algún atisbo de relato interactivo. Hasta que, doblado al cabo de la página 442, la lectura se suspende bruscamente: «… sólo eran admitidos los más fuertes. De forma voluntaria o no.».

Jennifer lo dejó ahí: una obra inacabada que nos permite atisbar lo que pudo haber sido y no fue, una novela interrumpida que da cabal testimonio de lo mucho que había crecido como escritora, de su enorme potencial literario, confirmado también por los Cuentos que completan este libro que no es como los demás.

Rían, lloren, emociónense, asústense, relájanse, enamórense: disfrutar con Rápida infernal no les resultará difícil, lo difícil es no hacerlo.
"

GÉNERO
Ficción y literatura
PUBLICADO
2016
May 14
IDIOMA
ES
Español
EXTENSIÓN
527
Páginas
EDITORIAL
Editorial Egales
VENDEDOR
Editorial Egales
TAMAÑO
1.2
MB

Más libros de Jennifer Quiles