"Susurros de la naturaleza" "Susurros de la naturaleza"

"Susurros de la naturaleza‪"‬

Descripción editorial

"Susurros de la naturaleza"


Estaciones del alma


El consuelo del invierno


En el silencio del invierno, cuando sopla un aliento helado,

Desciende una soledad, un ay tranquilo.

El paisaje envuelto en cristal, puro y blanco,

Espejos de momentos donde el alma emprende el vuelo.


Las ramas desnudas, como susurros en el aire,

Habla de aislamiento, de oración silenciosa.

Sin embargo, en este frío habita un profundo consuelo,

Una paz tranquila dentro del hechizo helado.


El mundo dormido, sueños bajo la nieve,

Una hibernación del suave resplandor del corazón.

Aislamiento, no una jaula sino una liberación,

Un tiempo para la introspección y la paz.


La quietud resuena en el retiro del alma,

Un lienzo blanco, donde los pensamientos y los sueños pueden encontrarse.

Y mientras los copos de nieve bailan con alegría rítmica,

Los susurros del invierno me hablan.


La resiliencia de la primavera


Despertando del trance silencioso del invierno,

El renacimiento de la naturaleza, una danza esperanzadora.

Los brotes emergen, como sueños que cobran vida,

En el abrazo de la primavera, el alma comienza a prosperar.


Los colores estallan, una sinfonía vibrante,

La resiliencia florece en cada brote que vemos.

El ritmo de la lluvia, un canto limpiador,

Una renovación del espíritu, fuerte y larga.


Las flores de cerezo, fugaces y divinas,

Simboliza el tiempo transitorio y precioso.

En cada pétalo, se hace eco del estribillo de la vida,

La belleza que se encuentra en los momentos que quedan.


Cuando la naturaleza despierta, el alma despierta de nuevo,

En el abrazo de la primavera, las viejas penas se despiden.

Una estación pintada con los tonos de la alegría,

Un testimonio del valor duradero de la vida.


El abrazo del verano


Bajo el cálido y dorado beso del sol de verano,

Se encienden las pasiones, una dicha ardiente, ferviente.

Los prados se balancean, una danza en el aire bochornoso,

Las emociones florecen, un jardín rico y raro.


Los días soleados, un lienzo pintado brillante,

Refleja la intensidad de la luz del amor.

En cada rayo, un toque de gracia acalorada,

El abrazo del verano, un fervor por abrazar.


Sin embargo, como el sol que se pone en tonos ardientes,

El amor también puede decaer, dejando tiernos moretones.

Pero en el calor, la resiliencia se afianza,

Una lección aprendida, una historia por contar.


A medida que cambian las estaciones y el verano comienza a desvanecerse,

Los recuerdos perduran, como una serenata.

En el resplandor de las brasas, se desarrolla una historia,

De pasiones feroces y de amor que nunca se amolda.


La despedida del otoño


Las hojas descienden en tonos rojos y dorados,

Un tapiz de historias por contar.

Cada uno un recuerdo, un beso fugaz,

Un viaje marcado por momentos de equivocación.


En el aliento del otoño, un adiós agridulce,

Una sinfonía de despedida, en colores verdaderos.

Los árboles se rinden, sueltan sus tesoros,

Una metáfora de cómo nosotros también debemos crecer.


El aire está fresco con la canción de la nostalgia,

Una melodía de momentos, correctos e incorrectos.

Sin embargo, en las hojas que caen, una lección aprendida,

Esa belleza en el adiós se puede discernir.


Mientras el otoño susurra en la luz que se desvanece,

Una despedida tejida en la noche ambarina.

La danza de las hojas, un último estribillo conmovedor,

Un recordatorio de que todas las cosas deben cambiar nuevamente.


El abrazo de la primavera


En el jardín del alma, donde echa raíces la esperanza,

La primavera llega con susurros, una flauta tierna y verde.

Las flores se despliegan como secretos guardados en su interior,

Una danza de renovación, donde comienza la vida.


Bañado en el calor del beso dorado del sol,

Un lienzo de colores, un momento de felicidad.

¿Cómo simboliza la primavera el renacimiento y la renovación?

En los pétalos que se abren, las emociones se desarrollan.


El azafrán, un heraldo que rompe las cadenas del invierno,

En el corazón, una melodía, un canto que permanece.

¿Puedes explorar el florecimiento de la vida en primavera?

En la flor del alma, cantan nuevas historias.


El infierno del verano


Una sinfonía de cigarras en el aire bochornoso,

Se enciende la pasión del verano, una historia de amor.

Los tonos vibrantes del atardecer reflejan el fuego del corazón,

Pasiones ardiendo, como una pira ardiente.


¿Los colores vibrantes del verano reflejan las pasiones humanas?

En el resplandor del mediodía, el deseo toma acción.

Los días soleados, un caldero de sueños,

Pasiones hirviendo a fuego lento en los cálidos rayos de luna.


El ensueño del otoño


Caen hojas de cambio, un tapiz de oro,

La historia de dejarse llevar, de ser audaz.

¿Cómo refleja la caída de las hojas de otoño el abandono?

En su descenso, la belleza de la liberación se muestra.


Un susurro en los árboles, un suspiro de despedida,

Autumn susurra verdades y se despide.

¿Puedes comparar el desprendimiento de hojas con el despojo de cargas emocionales?

En el descenso de cada hoja, una carga gira.


El silencio del invierno


Los copos de nieve descienden en silencio,

El mundo de blanco, una intención tranquila.

¿Cómo puede la quietud del invierno servir como lienzo para la introspección?

En el tranquilo paisaje, los reflejos encuentran conexión.


El consuelo del invierno, un bálsamo para el alma cansada,

En un silencio helado, la introspección toma el control.

¿Las heladas del invierno reflejan la naturaleza temporal de las emociones?

En una claridad helada, las emociones encuentran su movimiento.


A través de las estaciones vagamos, una travesía poética,

Los susurros de la naturaleza resuenan, nuestras emociones son diversas.

En la danza con los elementos, una conexión profunda,

"Susurros de la Naturaleza" habla, el lenguaje del alma desatado.


El abrazo del otoño


En el tapiz de tonos ámbar del otoño,

Donde las hojas descienden en una elegante extensión,

La naturaleza susurra historias de dejar ir,

Mientras el viento orquesta un espectáculo melancólico.


Brasas carmesí bailan del árbol al suelo,

Un ballet de rendición, sin rastro de ceño fruncido.

En esta sinfonía de hojas susurrantes,

Encuentro el coraje que mi corazón percibe.


Las ramas, antes adornadas de verde,

Ahora deshazte de sus cargas, una escena serena.

¿Puedo yo también soltar lo que me pesa?

¿Aceptar el cambio y abandonar el ceño fruncido?

GÉNERO
Ficción y literatura
PUBLICADO
2023
27 de noviembre
IDIOMA
ES
Español
EXTENSIÓN
380
Páginas
EDITORIAL
Kyriakh Kampouridoy
VENDEDOR
KYRIAKH KAMPOURIDOY
TAMAÑO
1.3
MB

Más libros de Kyriakh Kampouridoy

El jardín de un corazón roto El jardín de un corazón roto
2023
" Depresión " " Depresión "
2024
El precio de la confianza El precio de la confianza
2023
"Muerte" "Muerte"
2024
"Amor melancólico" "Amor melancólico"
2024
"Ecos de la Tierra" "Ecos de la Tierra"
2023

Otros clientes también compraron

La carta que nunca envíe La carta que nunca envíe
2020
La Actitud Mental Positiva La Actitud Mental Positiva
2013